El caso de: El Perú Ilustrado. Semanario para las familias (1887-1892)

Sin duda alguna, nuestra época dista mucho del contexto en el que circuló El Perú Ilustrado. Semanario para las familias, primera revista ilustrada que se publicó en Lima durante la posguerra, entre 1887 y 1892 (imagen 1), cuyo legado sigue vigente. Fundado por Peter Bacigalupi (imagen 2), un negociante de origen ítalo-norteamericano, el semanario tuvo una orientación nacionalista que se propuso restaurar la identidad de los peruanos mediante la búsqueda de lo propio y para lograrlo ofreció cada semana una imagen del interior del país; asimismo, determinó que los temas se refiriesen a asuntos peruanos, lo que refleja su carácter romántico, propio de la época.

Las imágenes que aparecen en sus páginas, realizadas mediante la técnica litográfica, contribuyeron a la difusión de la configuración general del Perú (imagen3) y jugaron un papel fundamental en el imaginario colectivo, al presentar un país unido que se levanta como el ave fénix, sobre sus cenizas, para lograr la reconstrucción del orgullo nacional. De este modo propició una visión positiva que enfatizó en las peculiaridades del territorio y en la intervención del hombre en los grandes proyectos del momento: los ferrocarriles (imagen 4).

Precisamente, la representación de un país en desarrollo era necesaria para fortalecer la autoestima de los vencidos. A la vez, se hizo evidente la necesidad de recurrir a la memoria de los héroes de la Guerra del Pacífico para enaltecerla (imagen 5). Las páginas del semanario incluyen sus retratos y biografías y se advierte una toma de conciencia del valor conmemorativo de la imagen artística, el retrato, para fomentar el amor a la patria sustentado en el culto a los héroes militares, además de glorificar sus virtudes mediante el relato historiográfico (imagen 6). Tanto el conocimiento de la geografía del país como la promoción de los héroes, se convierten en elementos de gran potencial para reconfigurar la nación en la posguerra.

El Perú Ilustrado, al articular  texto e imágenes, se perfiló como un factor de unidad nacional en un discurso que el lector acogía y recomponía en su imaginación, generando sentimientos de pertenencia e identidad (imagen 7). Evidentemente se trató de un significativo esfuerzo editorial y artístico cuyo compromiso estético se evidencia por la cantidad y calidad de sus litografías, de gran valor artístico, histórico y documental que atrajeron la atención del público y jugaron un papel fundamental en el imaginario colectivo, favoreciendo el desarrollo de una cultura visual en el periodo de posguerra. Finalmente, contribuyó  a la circulación de los retratos de los héroes de la Guerra del Pacífico a los que dedicó muchas portadas y páginas (imagen 8). Se trata de retratos póstumos realizados para cumplir con dos objetivos fundamentales: inmortalizar la efigie del héroe a partir de su imagen y dejar constancia de su dignidad, gallardía e injusta derrota. El retrato se convirtió en una fuente de consuelo frente a la pérdida irreparable del ser amado y, a la vez, permitió la construcción de una memoria colectiva que orientó el reconocimiento de la comunidad en el proyecto nacional (imagen 9). Paralelamente, al organizar los contenidos buscaba alimentar el recuerdo y mantener vigente los hechos históricos que la población debía recordar y superar positivamente.

Hoy, en el siglo XXI, también vivimos una crisis que nos recuerda los estragos de una posguerra. Esta vez nos enfrentamos a un enemigo invisible, compartido en simultáneo con todas las naciones, un virus que no acabamos de comprender y que de manera acelerada nos amenaza y puede convertirnos en víctimas. Para sortear la situación, cumplimos todas las recomendaciones y recurrimos a una serie de estrategias con la finalidad de mitigar sus estragos.

Cuando la crisis pase y quede solo como un recuerdo ¿cómo evocaremos  lo vivido? Todavía no hay una respuesta, pero pensando en ese futuro, podemos asumir dos compromisos, tal como  lo hiciera El Perú Ilustrado en su momento. Primero, conservar vivo el recuerdo de los nuevos héroes, pues quienes han arriesgado su vida o la han entregado enfrentándose a este enemigo silencioso o ayudando al otro, son los verdaderos héroes que no deben quedar en el anonimato ni caer en el olvido, es menester reconocer su gran valor y sacrificio.

Segundo, reconocer la grandeza de nuestro país, que como un ave triunfante, un majestuoso cóndor, se eleva con fe y esperanza en el futuro, convencido de que toda crisis es a la vez una oportunidad.

Sigamos adelante para vivir en un mundo más justo y solidario, sin olvidar nuestro pasado.

Primer numero de El Perú ilustrado

Imagen 1

Imagen 1: Primer número de El Perú Ilustrado. Semanario Ilustrado para las familias, publicado el sábado 14 de mayo de 1887
Portada: Retrato del Mariscal Andrés Avelino Cáceres
Autor: Evaristo San Cristóval. Fuente: El Perú Ilustrado (1887 (1): 1)

Retrato de Peter Bacigalupi

Imagen 2

Imagen 2: Retrato de Peter Bacigalupi.
Autor: William I. Taylor. Fuente: El Perú Ilustrado (1888 (53): 1)

Parroquia de San Cristoval del Cusco

Imagen 3

Imagen 3: Parroquia de San Cristóval del Cusco
Autor: Daniel Pita. Foto de D. Luis Alviña. Fuente: El Perú Ilustrado (1890 (141): 1272)

Puente del Infiernillo

Imagen 4

Imagen 4: Puente del Infiernillo
Autor: Evaristo San Cristóval. Fuente: El Perú Ilustrado  (1887 (6): 4)

Coronel Ladislao Espinar

Imagen 5

Imagen 5: Coronel Ladislao Espinar.
Fuente: El Perú Ilustrado (1890 (167): 400)

Guerra del Pacífico

Imagen 6

Imagen 6: Guerra del Pacífico. 13 y 15 de enero de 1881.
Autor: Lozano. Litógrafo P. Schindler.
Fuente: El Perú Ilustrado (1889 (88): s/n)

Monumentos peruanos Mausoleos

Imagen 7

Imagen 7: Monumentos peruanos – Mausoleos (chulpas) anteriores á  [sic]  La época de La conquista existentes em Umaya á  [sic]   5 leguas de Puno
Autor: D. P. Tirado. Foto remitida por Cazorla hermanos. Fuente: El Perú Ilustrado (1888 (70): 322)

Retrato del Capitán de Navío José Guillermo Moore

Imagen 8

Imagen 8: Retrato del Capitán de Navío José Guillermo Moore
Autor: Tirado. Fuente: El Perú Ilustrado (1890 (166): 1)

A LOS MÁRTIRES DE LA PATRIA

Imagen 9

Imagen 9: A LOS MÁRTIRES DE LA PATRIA.
Autor: Belisario Garay. Fuente: El Perú Ilustrado (1890 (167): anteportada)

 

Patricia Victorio Cánovas
Magíster en Arte Peruano y Latinoamericano y Docente universitario
Autora del libro: El Perú Ilustrado. Semanario para las familias